CARRETA DEL SIMPECADO



La carreta es de madera de caobilla, se trajo de Cuba para la Hermandad por medio del Cónsul en Huelva; su factura incluyendo el transporte importó seis mil pesetas. El tallista local, D. Antonio Delgado Jiménez, prestigioso trabajador en este oficio, realizó esta obra, que alternó con el retablo de la Oración en el Huerto de la Parroquia de la Concepción de Huelva. En el Techo de la carreta quedó estampada la firma del maestro, además de los oficiales: D. Antonio Martín Álvarez, D. Manuel Sanci Díaz y D. Jerónimo Fernández Díaz; aprendiz D. José Mauro. Esta obra, motivo de la devoción de los bollulleros caló pronto como símbolo de identidad local, como elegante dosel barroco para albergar el simpecado de la Señora de las Marismas. En la bodega de los Pérez de Ayala, hoy cooperativa vinícola, se guardó muchos años; luego en la bodega de los Vernier, pasando finalmente a la calle Padre Domínguez García. En la aldea del Rocío era colocada delante de la choza del hermano mayor hasta la construcción de la casa que la albergaría.
En 1971, se pinta de blanco matizando algunos relieves en dorado, dándole un aspecto nuevo durante estos seis años. En 1977, es sustituida por otra de orfebrería.
El 17 de Mayo de 1980, después de la misa que celebra nuestra Hermandad en el Monasterio de Nuestra Señora de Loreto, se presenta en Albaida la carreta adquirida a la Hermandad del Rocío de Bollullos Par del Condado, por un importe de ciento diez mil pesetas. En los meses siguientes ésta será pintada y adecentada en el salón grande de la Casa Hermandad, sirviendo para llevar el nuevo simpecado donado por D. Antonio Arredondo en la romeríaal Loreto dicho año.
La carreta en estos años se custodia en la Casa Hermandad, en el verano de 1985. se pinta de nuevo realzando en dorado todos los elementos tallados y en blanco los lisos, acorde con el gusto de primeros de siglo lo que realza toda su estructura. Así se hace cada dos o tres años por el prioste y las camareras de la Hermandad. En estos años la carreta se guarda en la nave de D. Curro López.
En la romería de 1997, la carreta presenta ya el aspecto actual que conocemos.
Este trabajo fue realizado por D. Romualdo Gelo Fraile y D. José Luís Gelo Bejarano.
Se repararon todos los elementos defectuosos y se marmoleó todo lo liso, dorándose y policromándose todo lo tallado y realizándose nuevo techo diseñado por D. Plácido López Morán.
Próximo a los tres cuartos de siglo discurre por varias localidades del Aljarafe sevillano siendo su paso, motivo de admiración al contemplar una estampa que nos lleva a tiempos pasados. Pegados muchos años junto a las rueda de su carreta, al andar por los caminos, suenan las campanillas de su dosel los sentimientos de los rocieros de Bollullos y los soleanos de Albaida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario