miércoles, 16 de marzo de 2011

BOLETÍN CUARESMA 2011 - ¿SERÁ ESTA UNA CUARESMA MÁS?



Queridos hermanos y hermanas, hijos todos de la Virgen de los Dolores en su Soledad: un nuevo saludo de Paz y Bien.
Seguro que más de una vez habrás oído ya, por los diferentes medios de comunicación, que este año 2011, durante los días 16 al 21 de agosto, cuando lleguen esos días estivales y mucho me temo también calurosos…., se celebrará en Madrid, Dios mediante, la Jornada Mundial de la Juventud, acontecimiento que nos incumbe a todos, porque, en primer lugar, y lo más importante, estas jornadas son un don que Dios Padre, en su infinita misericordia, regala a muchos jóvenes del mundo. Y en segundo lugar, porque de los jóvenes de hoy depende el futuro de la humanidad, con lo que ello conlleva….
Por eso, al iniciar mi pequeña colaboración con el Boletín de esta Hermandad, quiero resaltar que este será un evento por el que tenemos que tenemos que rezar y pedir mucho, ya que es una ocasión única para que en el corazón de muchos jóvenes crezca el deseo de una mayor adhesión a Jesucristo.
Será grandioso ver y comprobar como una pluralidad de chicos y chicas procedentes de tan diferentes y diversas costumbres y nacionalidades, milagrosamente, hacen que se cumpla el deseo que tantas veces Jesucristo le pedía a su Padre-Dios: “Te pido y te ruego, Padre, para que TODOS sean UNO”. Sin ninguna duda, la Jornada Mundial de la Juventud será una ocasión propicia para hacer Iglesia viva...
Sin embargo antes de que lleguen esos días de verano, primero tenemos que dejar seguir un curso natural a las estaciones del año, ya que lo inmaduro no lo quiere nadie. Y dado que aún estamos caminando hacia la primavera, bueno será que nos paremos a pensar que por el tiempo primaveral todo se renueva, o debería renovarse.
Se acercan unos días de gran importancia en la vida del auténtico cristiano: la Cuaresma, que como he dicho es tiempo de renovación. Entonces, hermanos soleanos, dejadme que os diga: basta ya de desprender ese olor rancio y maloliente que a veces desprenden los pensamientos y las palabras contra “ese hermano tuyo”, que dice Jesús en la parábola del hijo pródigo, que resulta que ese hermano tuyo o hermana tuya es tu prójimo, aunque no tenga tu mismo color ni tus mismas ideas.
Y ahora es posible que le encuentres una explicación al interrogante que titula este artículo, de si será ésta de 2011 ¿otra cuaresma más? O, por el contrario, ¿decidirás tomarte en serio lo que significa comenzar la ardua tarea de tu conversión?
Una vez más empezarán los preparativos: septenario, solemne función de hermandad, profesión de fe, rosarios, montar los pasos, alegrar la pena de una madre virgen dolorosa con belleza ornamentada, banda de música que eleva un cantar implorando misericordia, túnicas impecables para penitentes que realizan estación de penitencia, incienso que sube ante el Cristo yacente como una “saeta” de pasión… Sin embargo, la verdadera Cuaresma que se vive (y no se deja pasar) es cuando hacemos vida de las palabras de Jesucristo, que nos recuerda aquellos de que: “no todo el que me diga Señor, Señor, crea que entrará en el Reino de los cielos, sino aquél que escucha mi Palabra y después la pone en práctica “.

Vuestro directo espiritual:

Francisco José Vega Durán


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada