miércoles, 16 de marzo de 2011

BOLETÍN CUARESMA 2011 - EDITORIAL


Los soleanos afrontamos estos dias del año con nuevas ilusiones y con el sentimiento que siempre nos ha caracterizado. El año nuevo siempre se puede comparar con el comienzo de una cuenta atrás cuyo horizonte es la tan ansiada Semana Santa. Es la semana marcada en negrita en cualquier calendario y para la que se trabaja el resto de los meses. En nuestro caso, son incontables los días y las noches esperando la plenitud del Viernes Santo y la posterior alegría del Domingo de Resurrección. Nuestra Hermandad, como es habitual en ella, organizará los tradicionales cultos cuaresmales para que esa espera se nos haga lo mas breve posible. La Estación de Penitencia que llevaremos a cabo este año, contará con el mismo aliciente especial de todos los Viernes Santo. Los pasos de nuestros Sagrados Titulares, el Santísimo Cristo de los Afligidos y María Santísima de los Dolores en su Soledad, brillarán con luz propia gracias al esfuerzo de nuestros hermanos costaleros. Desde aquí, nuestro más sincero agradecimiento.

Sigue la palabra “crisis” envolviéndolo todo, y como no podía ser menos, también a nuestra Semana Santa. No solo a nivel económico, sino lo que es mas preocupante, a nivel ideológico y social. No vamos a negar la parte cultural y de belleza que posee nuestra Semana Grande, pero la raiz y la base es religiosa y eso es lo fundamental. Ante este hecho ha llegado el momento de convertirnos en un grupo de cristianos, católicos y creyentes, de personas que con sus defectos, como tenemos todos, tratan de mirar al Cristo de los Afligidos y a su Madre en Soledad, pues nuestra Hermandad lo engloba todo.

Al margen de todos los proyectos que tiene emprendidos y los muchos que tiene en mente, nuestra Hermandad rebosa dinamismo. La Junta de Gobierno, los jóvenes, los hermanos costaleros, los coros, monaguillos y acólitos, camareras, hermanas colaboradoras, etc... conforman una piña que destaca por su unión y un objetivo común: el hacer a nuestra Hermandad aún más grande. Y en ese crecimiento la caridad juega y jugará un papel importante. Una muestra de esa intención se ejemplifica con la labor que día a día realiza nuestra Asociación Benéfica “Antonio Arredondo”.

Sin mas dilación, concluimos este editorial con dos últimos puntos. El primero lo aprovechamos para invitaros a todos a asistir a los cultos que celebraremos los próximos días, haciendo especial hincapié en nuestro Solemne Septenario. El segundo para daros las gracias a todos por el simple hecho de ser soleanos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario