sábado, 23 de octubre de 2010

CRÓNICA DÍA 10

El día 10 es el día de la despedida, pero también, el día de la frescura y la savia nueva que brota de la mano de nuestros hermanos mas jóvenes.

Durante todo el día, el Recinto de la Hermandad es un ir y venir de personas. Unos a colocar sus mesas para disfrutar del espectáculo, otros a ensayar sus bailes, también a soltar el material necesario para sus actuaciones, pero todos sin olvidar y con un poco de melancolía a su Madre Bendita de los Dolores en su Soledad, que como último día de las Fiestas en su Honor, es merecedora de su último culto durante las mismas.

A las 9 de la noche, dio comienzo en el Oratorio de la Hermandad, el Santo Rosario Rezado ante la Imagen Bendita de María Santísima ya colocada en sus andas, y con gran afluencia de público y tras concluir el mismo, fue acompañada en Solemne Traslado hasta el Altar que posee la Hermandad dentro de la Iglesia Parroquial, donde junto con el Santísimo Cristo de los Afligidos, presidirá los cultos parroquiales el resto del año.

Con el canto de la salve, se dieron por concluidos los actos de culto a María Santísima de los Dolores en su Soledad durante esta Festividad del año del Señor de 2010.

A las 11 y media de la noche y con el recinto de la Hermandad que... “no cabía un alfiler”, dio comienzo el espectáculo musical de Hermanos y Hermanas de la Hermandad, que presentado por nuestros hermanos D. Manuel Albarrán Asensio y Dña. Feliciana López Macías, hizo las delicias de todos los espectadores que con gran entusiasmo disfrutaron de todas y cada una de las 18 actuaciones.

Seguidamente y como punto y final a nuestras alegres fiestas en honor a nuestra Excelsa Madre, un gran castillo de fuegos artificiales puso el broche de oro a tan bella conmemoración soleana de la Natividad de la Santísima Virgen María.

Y por si fuera poco, la fiesta continuó en el interior del baile y la velada musical se prolongó hasta primeras horas de la mañana.












No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada